2/7/13

Historia del Tango nº 7 - La Guardia Vieja I


p. José Antonio Navarro

 Lo de Hansen. Este legendario lugar se llamó, sucesivamente, 3 de Febrero y Palermo.  Estaba situado en una entrada que hacía la Avenida de las Palmeras (hoy Sarmiento), muy cerca de la actual Figueroa Alcorta.
La gran polémica es si en Hansen se bailó o no. Diversos investigadores coinciden que quizás se bailó en los reservados, pero no en el patio cubierto de glicinas y madreselvas donde gente de buena posición, acostumbraba a concurrir para cenar y escuchar música.  De todas maneras, la duda sigue latente y es de suponer que, por épocas, en Hansen se bailó.
El establecimiento cerró sus puertas definitivamente en 1912, año en que la Belle Epoque tocaba a su fin también en Buenos Aires.
En la misma zona de Hansen estaba El Velódromo, El Tambito y el Pabellón de los Lagos, todos lugares frecuentados por hombres guapos y patotas bravas que le dieron gran popularidad. El Tambito era famoso por las tremendas broncas que se armaban. Por su parte, El Pabellón de los Lagos, era el único lugar nocturno de expansión general.
El tango en los salones y teatros. Cuando el tango ingresa en los salones y accede a los teatros, puede considerarse que ya ha alcanzado su aprobación.  Es ya baile público aceptado aunque con una reserva:  están prohibidos los cortes y quebradas en determinados ambientes.  El salto ha sido grande. Ha pasado por lugares casi míseros hasta llegar a locales suntuosos.  Salones como Rodriguez Peña, La Casa Suiza, Unione Benevolenza, el Salón Peracca y aún la famosa milonga del Tano 43 que funcionaron en todo su esplendor.
De los bailes en los teatros de la época, merecen una mención especial los realizados en el Politeama donde, el 21 de septiembre de 1914 se realizó el primer baile del internado organizado por un grupo de estudiantes de medicina.  Para este baile, Francisco Canaro compuso el tema
"El Matasanos" estrenado justamente en esa ocasión.
Los salones fueron, con todo, centros de concentración que colaboraron eficazmente en la difusión de la práctica del tango bailado facilitándole, al mismo tiempo, un marco apropiado para el estreno de composiciones memorables.
LA GUARDIA VIEJA
Si ya hemos identificado una etapa precursora, podemos decir que a partir de 1900 y hasta 1920, la evolución del tango ingresa en otro período que se conoce como "GUARDIA VIEJA" quizá, la más auténtica. Años después, al llegar aires renovadores, se habla de la "GUARDIA NUEVA".  Según Rubén Pesce, ese gran estudioso del tango, en la etapa precursora los tangos surgían de solistas que improvisaban y eran sus propios creadores los que se ocupaban de difundirlos.  Estas composiciones no se pasaban al pentagrama ya que sus autores no conocían la técnica musical y por lo general, tocaban "de oído".  Pero con el inicio del siglo, los editores de música advierten los requerimientos del público y también de ejecutantes y vislumbran la posibilidad de acrecentar su negocio con algo que comenzaba a ponerse de moda.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario